Servicios

Efemérides
Webmail.
Linkeanos


Nosotros...

Diseño + Contenidos:
E. A. Quagliano
Soporte PHP:
G. Quagliano

Agregue este sitio a sus favoritos
Recomiende nuestro sitio
Save to del.icio.us

 

No somos responsables por los contenidos de los sitios externos sugeridos. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Creative Commons License


javascript hit counter

Estadísticas

Rosario, sábado 23 de septiembre de 2017

               

 Volver a Informes especiales
Imprimir


¿Qué es el Cloud Computing?*


En una serie de notas que extractamos y recopilamos aquí, escritas por Miguel Distéfano para Ciudad.com.ar, se explica sobre el "Cloud Computing" (o nube informática), concepto que genera expectativa y polémica por igual. Sin embargo, no es una propuesta novedosa: el mismísimo Bill Gates hablaba diez años atrás de este concepto, que ahora toma nuevas fuerzas gracias en parte al acceso cada vez más amplio a conexiones veloces.

La idea básica es que la información se almacena en servidores, no en los discos rígidos individuales. De esa manera, cada usuario puede acceder desde un dispositivo conectado a Internet en cualquier parte del mundo a sus archivos, sin preocuparse ya por llevar su notebook para todos lados o una pila de pendrives. 

Pero otro importante concepto es que estos servicios pueden ser utilizados por cualquier persona sin necesidad de tener conocimientos de computación o experiencia. ¿Por qué "nube"? Porque en los diagramas de flujo utilizados para representar redes, siempre a Internet se la dibuja, precisamente, como una nube, para diferenciarla de otros procesos u otras redes. 

El origen de la cloud computing data de los años 90, cuando empezaron a ser populares los cajeros automáticos que permitían acceder a dinero y servicios desde cualquier terminal. A principios de este siglo, el término empezó a referirse claramente a la utilización del software como un servicio. Claro que no tiene todas a favor. Son varias las voces que sostienen que, al ingresar tanta información valiosa a la red, se está confiando en algo que no puede garantizar la seguridad de esos datos, que pueden ir a parar a manos erróneas. 


"Cloud Computing", según Google


Uno de los objetivos de Google es, precisamente, brindar la mayor cantidad de servicios a través de Internet, y permite alojar la información allí. Eso lo logró con productos tales como su afamado buscador, el correo electrónico Gmail, donde se almacenan mails; su editor de documentos, Docs, que almacena archivos de texto, plantillas y presentaciones; videos en YouTube y fotos en Picasa. Pero su próximo paso es la integración de todos esos productos, y la posibilidad de almacenar todos los contenidos de un disco rígido en forma online. Una de las primeras medidas fueron los lanzamientos de su navegador Chrome y de Android, su sistema operativo para equipos móviles. 

A Chrome prefieren reconocerlo como una plataforma, símil a un sistema operativo de software libre, donde cada desarrollador puede tomar su código y hacer con él lo que desee. 

Por otro lado, en la empresa saben que en los dispositivos móviles está uno de los pilares de las comunicaciones. La gente empieza cada vez con más vigor a intercambiar información entre computadoras, Internet y sus teléfonos móviles inteligentes. Android permitirá la fácil conexión entre estos sistemas y el almacenamiento de la información en forma online. 

Google afronta otro problema: las lentas conexiones a Internet o las constantes "caídas del sistema" que suelen ocurrir no sólo en los países menos desarrollados. Para eso, la empresa desarrolló un software llamado Gears, que actúa como una memoria caché para la información cuando alguien utiliza una aplicación en forma offline. Al conectarse de nuevo, Gears sincroniza la información y salva el trabajo en el servidor remoto. A diferencia de otras empresas de tecnología, la gran G opta por ofrecer todos sus servicios en "la nube" sin necesidad de descargar ningún programa.


"La nube" según Microsoft


Bill Gates, el fundador de la empresa más grande de tecnología a nivel mundial, hace unos cuantos años hablaba de la posibilidad de utilizar una "terminal boba" que se conectara a Internet y que trabajara directamente allí, sin disco rígido, ya que todos los servicios de software y de almacenamiento serían online. 

Pero el negocio pasaba por otro lado, y esa idea cayó en el olvido, mas nunca fue desechada. Casi 10 años después, Microsoft lanzó Windows Live, un conjunto de aplicaciones online destinadas a trabajar directamente en Internet. En principio se trató de nuevas versiones de su popular correo electrónico (antes Hotmail, ahora Windows Live Mail); el mensajero Windows Live Messenger y un programa de seguridad. Pero a eso se le sumó un servicio de fotos (Photo Gallery) y un procesador de textos para blogs (Writer). 

Claro que Microsoft quiere ir un paso más allá. También para Live, lanzó otros servicios: SkyDrive, para almacenamiento de información online. Unos 5 GB gratuitos para depositar tanto de manera pública como privada, cualquier tipo de archivo. 

A diferencia de Google, su propuesta es que "la nube" corra tanto en nuestras computadoras como online. Es decir, descargar un pequeño soft para luego comenzar a utilizar servicios al estar conectados. En este sentido lanzó Live Mesh que permite sincronizar información entre distintos dispositivos (celulares, notebooks y PCs), incluyendo Macintosh. También hizo público Photosynth un muy buen sitio para armar galerías de fotos en "3D", que se componen a partir de cientos de fotos del mismo lugar pero de diferentes ángulos. 

Hasta ahí, todos beneficios gratuitos para los usuarios, mientras las ganancias siguen por el lado de la venta de software... pero este es el negocio que siempre supo hacer Microsoft. Entonces, ¿por qué no seguir haciéndolo? Una alternativa para seguir generando ganancias con la venta de software fue, en vez de vender licencias, vender software on demand, es decir, que los usuarios corporativos paguen mensualmente por el uso del software que pueden utilizar en Internet. La idea es ofrecer productos como Exchange Online, SharePoint Online junto con Communications Online y Office Live Meeting. 

Y el hasta ahora último paso dado por Microsoft en este terreno es Windows Azure, una plataforma abierta para que las empresas creen aplicaciones para su provecho. Es decir, que Microsoft provee toda la infraestructura para que los desarrolladores de las Pymes no armen todo un departamento de sistemas.


Según Apple


Apple siempre se destacó por hacer un hardware y un software distinto, especial. La idea de Steve Jobs fue sobresalir con cada producto, que tuviera un plus que lo diferenciara de otro. Más allá de fracasos y éxitos, logró que su marca tenga ese toque de distinción. 

También tenía que tenerlo en el mundo del cloud computing. Hasta ahora, hubo varios rumores de una alianza con Google para lanzar algún producto que aproveche esta tecnología que permite tener todas las aplicaciones y archivos online, y que sólo requiere de algún dispositivo con conexión a Internet para utilizarlos. 

Pero lo cierto es que el producto made in Apple se llama Mobile Me , que permite acceder a los contactos, correo electrónico, calendario y otras aplicaciones desde una Mac, un iPhone o un iPod Touch, mientras la información se almacena en los servidores de Apple. Se trata de lo que anteriormente se conoció como .Mac o iTools. 

Por otro lado, también es posible aprovechar la galería de fotos online MobileMe Gallery. Las fotos se pueden organizar y ver fácilmente, e incluso ser impresas con alta calidad sin problemas. Y una de las principales opciones que lo hacen diferente es que no los usuarios del servicio pueden habilitar a sus amigos o parientes para que suban fotos.

 

Pero también hay voces contrarias a "la nube"...

No todos están conformes con la posibilidad de que todo pase por la Web. El Cloud Computing, que brinda la posibilidad de utilizar aplicaciones en forma online y guardar archivos en servidores ajenos, está revolucionando la forma de trabajar por Internet. 

Pero hay que ir por partes. El Cloud Computing funciona sin problemas, siempre y cuando el acceso a internet esté garantizado en todo momento. Y todavía en muchos países, especialmente los que están en vías de desarrollo, las conexiones suelen sufrir "caídas" o "cuelgues" que pueden resultar fatales a la hora de trabajar con información vital. Incluso los cortes de luz pueden afectar la conexión a la Web, y si bien se supone que esta es la ventaja ideal de los servicios de almacenaje externo, no siempre está garantizada una copia de seguridad de lo que se estaba haciendo. 

Una de las voces autorizadas del mundo cibernético es Richard Stallman, uno de los gurúes de la web. Stallman no tuvo empachos al definir al Cloud Computing como "una estupidez", según declaró a varios medios. Según su visión, con estos servicios el usuario pierde el control de sus trabajos. "Es tan malo como utilizar software propietario", sostiene uno de los más acérrimos defensores del software libre. Para él, dejar la información en manos de otros hace que el usuario quede así "sin defensas", y que, si bien la mayoría por ahora son gratuitos, poco a poco irán sumando elementos que querrán cobrarles a los usuarios. Además, si esa empresa llega a tener problemas o desaparece de un día para otro, nadie se haría cargo de la información almacenada en sus servers. 

No es el único. Larry Ellison, fundador de Oracle, una de las principales empresas del mundo tecnológico, sostiene que el Cloud Computing es una moda, un fenómeno pasajero. A pesar de eso, el mismo CEO sostuvo a un periódico de EEUU que la empresa hará anuncios, conjuntamente con Amazon y por otro lado con Intel, para trabajar sobre ese tema, aunque "no veo cómo podríamos diferenciarnos en ese sector", culminó sin demasiadas expectativas.

_________________________________________________
* El presente artículo completo fue publicado originalmente en Ciudad.com.ar

Arriba